Escucho y admito demandas cada d√≠a en la consulta de personas que desean encontrar una pareja, a veces, la tendencia es a buscar desesperadamente, otras se espera sin mucha esperanza, ¬Ņes posible que aparezca lo que deseamos tan profundamente? La respuesta es s√≠. Las condiciones para que ocurra podr√≠an facilitarse si realmente fuera ese deseo el que queremos.


Curiosamente observo que realmente no queremos que aparezca, queremos buscar lo que llevamos imaginado, el ideal de pareja y que, además, no tenga lo que ya tuvieron anteriores amantes y relaciones que nos han dado malestar. Está bien pensar y crear o cocrear lo que deseamos, pero mejor es concretarlo, especificarlo, abrirnos a permitirlo y luego que ocurra, sin palabrería.


Libros como "El secreto" de Rhonda Byrne (p√°g. 118), plantean la f√≥rmula m√°gica, "dejar un sitio en tu vida libre para que la pareja pueda venir e instalarse", y eso ¬Ņc√≥mo se hace?, ¬Ņc√≥mo hacer para que el universo confabule para que dos personas se encuentren exactamente en un camino com√ļn, con las ganas de unificarse en un proyecto de amarse?


Estas l√≠neas vienen poco a poco mientras intento traducir mi propia manera de comprender las vivencias que me han ocurrido y que me han hecho tan dif√≠cil estar en compa√Ī√≠a de un partenaire. Por tanto, considero que lo primero que podemos hacer es dejar de hacer, es dejar de imaginar, es dejar de pensar, y es dejar de exigir y exigirnos.


Toda belleza pasa a ser cotidianidad en cuanto est√° en nuestras manos y ya lo hemos logrado. La novedad desaparece enseguida y enseguida anhelamos lo que es nuevo.


¬ŅC√≥mo podr√≠amos lograr que la pareja que aparezca pueda ser novedosa no solo al principio sino por siempre? ¬ŅC√≥mo podemos conseguir que nos interese todo el tiempo?, ¬ŅQu√© produce que dejemos de verla, de o√≠rla, de sentirla en cuanto la tenemos al lado?, ¬ŅC√≥mo permitirnos transformarnos en verdaderos amantes y vivir amando sin cansarnos?, ¬ŅC√≥mo dejar de exigir a qui√©n encontremos que sea mejor o peor que los o las anteriores? S√≠, y digo peor porque a veces se ha ido alguien porque la pareja era demasiado buena o perfecta.


Muchas preguntas para contestar y descubrir, cierto, pero necesarias para avanzar y salir de uno mismo para entrar en la interacción de amor, sexo, psiques y almas.
Conseguir que una pareja deje de ser familia sería un gran reto y por cierto, bastante interesante. Que siga siendo desconocida es fundamental para mantener el encanto de lo nuevo, lo misterioso, el descubrir continuo.


Conocerse y ser un jerogl√≠fico a la vez es posible, pues ¬Ņqui√©n se conoce a s√≠ mismo tanto como pretende conocer a su pareja? Lo cierto es que es m√°s f√°cil conocernos a trav√©s de lo que proyectamos en los dem√°s y creernos que es el otro quien nos lo transmite, cuando, en verdad, somos nosotros los que nos centramos en ver lo que preferimos. Seguimos con el juego de palabras ahondando en este reto de permitirnos ser pareja.


Se me ocurren maneras de hacer posible las respuestas a las cuestiones planteadas en este discurso y son infinitas seg√ļn las personas y sus experiencias afectivas y amorosas.


Osho dice en una entrevista recogida en" El libro de la mujer, Sobre el poder de lo Femenino" (p√°g. 98): "Dos amantes sustentan algo invisible y algo inmensamente valioso: cierta poes√≠a de ser, cierta m√ļsica que se oye en las partes m√°s rec√≥nditas de su existencia. Ambos lo sustentan, sustentan cierta armon√≠a, pero permanecen independientes."


Hablamos de un vínculo especial, y de acuerdo con Osho, poder estar con una pareja sin dejar de ser uno mismo, sin fundirse en el otro, sin fagocitar al otro, permitiéndonos los espacios propios y queriendo compartir un tiempo enriquecido en vez de tiránico.


En definitiva, para lograr pareja el trabajo terapéutico profundo y sincero es de cada uno, con amplificación de la conciencia, la comprensión y la compasión suficiente con uno mismo. Luego será sencillo ser todo eso con el otro.


Con estos objetivos claros y el deseo de una gran aventura para la verdadera coincidencia propongo una serie cinco talleres vivenciales de hora y media de duración con frecuencia semanal con la siguiente temática:

  1. Modelos del amor que nos traicionan, visión del ideal de pareja, de aspectos de uno mismo trasladados afuera y aceptación de lo imposible.
  2. Liberación de duelos amorosos antiguos.
  3. Aprendiendo a encontrar la autovaloración y comprendiendo las necesidades no satisfechas.
  4. Valorando al otro, las diferencias reales frente a las ideales.
  5. Apertura al amor auténtico desde la autoconfianza.

Próximamente iniciaremos el primer taller para un grupo reducido de personas, si te interesa acudir ponte en contacto. Es preferible acudir a los talleres por su orden para hacer el itinerario adecuado. Los talleres también pueden ser realizados en psicoterapia individual.

Ascensión Ramírez Cagigas, diciembre de 2014

Bibliografía:
BYRNE, RHONDA (2007). "El secreto". Barcelona: Ediciones Urano, concesión Licencia a Círculo de Lectores.
OSHO (2007). "El libro de la mujer. Sobre el poder de lo femenino" Barcelona: Editorial Planeta DeAgostini. Biblioteca del Bienestar Emocional