EL APEGO EN LA PAREJA: Breve inspiración.

Últimamente, me encuentro en un viaje personal hacia lo transpersonal. Con esta reflexión intento dar forma verbal a lo que vislumbro desde mi nueva visión, una mayor conciencia de lo que hace que el ser humano sea feliz en pareja, rompiendo los convencionalismos de unas sociedades que imponen la manera de tener que ser.

Me planteo c√≥mo se puede vivir sin pareja antes de vivir en pareja, no lo hago por protocolo sino por escoger alg√ļn orden. Es cierto que, desde peque√Īos so√Īamos con encontrar el amor verdadero, que sea alguien muy especial para establecer un hogar y tener a la prole. Para eso, se crean instituciones como el matrimonio y otros ritos de paso para diferenciar el antes del despu√©s, la relaci√≥n y el compromiso. Lo cierto, es que esos sistemas no garantizan la estabilidad ni la continuaci√≥n de lo que en principio anhel√°bamos, el amor verdadero.

¬ŅQu√© puede causar que el amor pueda difuminarse? En primer lugar, esperar demasiado, idealizar, crear un √≠dolo imposible de igualar con nosotros. Una estatua falsa e hier√°tica, nadie puede ser ese ser de piedra imaginario, inventado por nuestro deseo. En segundo t√©rmino, enfadarnos con la pareja por ser c√≥mo es y por no ser como hemos decidido que tiene que ser. Tercero, apegarnos a una vida mon√≥tona y sin sentido cuando cumplimos los papeles sociales de pareja, olvid√°ndonos de la tarea realmente m√°s importante que es que la relaci√≥n necesita nutrirse cada d√≠a de grandes valores como la libertad, la comunicaci√≥n, la tolerancia, la aceptaci√≥n, la comprensi√≥n y dejar atr√°s el sentimiento de posesi√≥n del otro u otra. Y en cuarto y √ļltimo lugar, la creencia que el otro o la otra nos tiene que satisfacer y hacernos felices.

Pero, ¬Ņqu√© ocurre cuando todav√≠a no tenemos pareja?, he ah√≠ el sumun de la fantas√≠a, solo queremos encontrar a alguien con quien vamos a estar mejor que nunca, otra falsa creencia. La verdad est√° dentro de cada cual. La sinceridad es un bien inexplorado para nosotros mismos, por eso, ¬Ņqu√© va a hacer diferente la siguiente vez? ¬Ņqu√© va a hacer posible que logremos mantener el inter√©s real por alguien que se instala o nos invita a la compa√Ī√≠a vital?, ¬Ņqu√© va a mantenernos con las pupilas dilatadas todo el tiempo con la persona que elegimos como compa√Īero o compa√Īera? Las respuestas a estas preguntas y otras nuevas no tienen fin, aunque lo cierto es que quiz√°s sea el exceso de apego lo que nos causa los problemas, lo que nos lleva a las interpretaciones y a la dependencia afectiva.

Una propuesta puede ser, el existir realmente para el otro, pero existir para uno mismo, tener en cuenta al otro y a la vez a sí mismo, al verdadero amor interno que emana hacia afuera y que quiere encontrarse con la energía más afectiva del partenaire.

Abandonar los ideales imposibles para encontrar una base sostenible de realidad de qui√©n es qui√©n me acompa√Īa en la vida, puede ser un primer paso para poder invitar a una pareja a compartir espacios, y se muestre en su aut√©ntico ser y no en el falso que tiene que regalarnos para agradarnos. El que dejemos de demostrar lo que no somos para poder expresar lo que somos es fundamental para alcanzar la confianza b√°sica entre dos seres humanos que quieren amarse siendo.

Desapegarnos para poder ir acompa√Īados es un reto maravilloso, no necesitar para sentir el permiso de la completa uni√≥n. Dejar de temer, para dar pasos a la locura de amar sin obligarse m√°s que a mostrar el interior hermoso de cada persona. El cuerpo se√Īala con energ√≠a vital, sus instintos naturales cuando podemos fluir sin cr√≠tica.

Dentro de tu b√ļsqueda, perm√≠tete ser para ser amado y amar permitiendo al otro ser.

Ascensión Ramírez Cagigas, febrero de 2014.

Actualizado (Lunes, 10 de Marzo de 2014 17:00)