Violencia filio parental - violencia de hijos a padres

La violencia de hijos a padres y madres es un problema creciente y que est√° causando alarma en la actualidad. Las consecuencias de esta situaci√≥n son nefastas para la salud y las relaciones en el seno de la familia, as√≠ como para el desarrollo del menor o joven que presenta estos comportamientos. En los √ļltimos a√Īos ha habido un aumento considerable de denuncias e imposici√≥n de medidas judiciales a menores por estos motivos, en casos donde la situaci√≥n se ha vuelto incontrolable.

Diversos autores de reconocido prestigio han teorizado acerca de la génesis de estas conductas (Ullman y Strauss, Garrido, Patterson, etc.), coincidiendo en numerosas características de los menores y las relaciones familiares que pueden explicar la violencia ascendente (testigos o víctimas de violencia, rasgos de personalidad narcisista, déficit en el control de impulsos, padecimiento de un trastorno mental, confusión de roles en el ámbito familiar, etc.).

En nuestra experiencia tras numerosos a√Īos interviniendo con menores en el √°mbito de la Reforma Juvenil, hemos observado que si bien los menores que presentan violencia ascendente comparten caracter√≠sticas comunes entre s√≠, la complejidad de la conducta, y sus distintas explicaciones, requieren estrategias de intervenci√≥n individualizadas para cada menor y familia.

Ante la inexistencia de programas espec√≠ficos que trabajen sobre esta problem√°tica, y bajo el amparo de diversos estudios y a√Īos de trabajo propios donde hemos corroborado la eficacia de distintas estrategias para la erradicaci√≥n de estas conductas, surge el Programa de Intervenci√≥n en Violencia filio-parental.

Este Programa está centrado en la intervención sobre las conductas agresivas y/o violentas presentadas en menores y jóvenes, especialmente las que se producen en el seno de la familia.

El objetivo del mismo es establecer o restablecer una dinámica de relaciones positivas en el seno de la familia, así como potenciar un desarrollo armónico del menor o joven que presente este tipo de conductas desajustadas.

Para la consecución del objetivo, trabajamos con la menor multitud de estrategias que le proporcionen unas habilidades de relación, comunicación y resolución de conflictos no violentos, así como el mantenimiento o restablecimiento de los vínculos afectivos, deteriorados en estos procesos, con los adultos de referencia.

Asimismo, entendemos que parte de la solución a este problema está en cambios en la dinámica de las relaciones familiares y ahí el trabajo con las madres, padres o adultos de referencia se antoja imprescindible. Este trabajo consiste en devolver la autoridad a los padres mediante un nuevo modo de actuar y responder ante los comportamientos negativos de sus hijos, que les ayudará a retomar el control de la situación en el hogar y con ello propiciar unas relaciones más saludables.